24/5/11

Más de 3.000 boyas vigilan los océanos para entender el clima

EL PAÍS, 25/05/2010

La campaña Malaspina 2010 lanza al mar 18 sensores de la red mundial Argo
EUGENIO FRAILE, PEDRO VÉLEZ, JORDI FONT Y CARLOS DUARTE 25/05/2011

La necesidad de entender la evolución del sistema climático, predecir el tiempo atmosférico con mayor precisión y antelación, conocer el estado del mar y sus consecuencias para los recursos marinos y de garantizar con ello la seguridad y las operaciones de rescate en el mar, ha propiciado la creación del sistema Global de Observación Oceánica (GOOS, por sus siglas en inglés).
El sistema mide con gran precisión el calor almacenado en los mares
El programa fue iniciado en 1998 por un consorcio de más de 30 países, incluida España, y tiene en la red de observación Argo, que recibe su nombre del mitológico barco griego de Jasón y los Argonautas, una de las componentes clave del sistema. Su objetivo principal es la medición de los campos de temperatura y salinidad de los primeros 2.000 metros del océano en intervalos de tiempo de 10 días. Los datos Argo serán usados para inicializar y verificar modelos oceánicos y atmosféricos, tanto operativos como de investigación.
La red Argo nace en 2001 y actualmente está constituida por unos 3.256 equipos denominados perfiladores. Cada uno de ellos se sumerge a una profundidad de 1.500 metros, donde deriva con la corriente existente durante un periodo de nueve días. Transcurrido ese tiempo, se hunde hasta alcanzar la profundidad máxima de 2.000 metros para posteriormente ascender a la superficie midiendo, en el camino de subida, la temperatura y salinidad del océano. Los datos son enviados por satélite desde la superficie, con lo que se puede disponer, en tiempo casi real, de datos de temperatura, salinidad y densidad de las capas superiores e intermedias de los océanos, generando una fotografía dinámica del estado de los océanos del mundo.
Argo está revolucionando la observación del océano, ya que aporta datos a un ritmo 20 veces superior al que estos eran recogidos por barcos oceanográficos y los pone a disposición, de manera inmediata y de forma abierta, a toda la comunidad científica. El beneficio científico más inmediato ha sido lograr una mayor precisión en el cálculo de calor almacenado en el océano, un factor clave para determinar el ritmo del calentamiento climático global y la elevación del nivel del mar, así como su progresión en el futuro. Las posibilidades de aplicación de Argo en la investigación están llevando a una mejor comprensión de cómo el océano y la atmósfera interactúan en condiciones tanto normales como extremas, como es el caso de los huracanes y los ciclones tropicales.
Los investigadores del Centro Oceanográfico de Canarias del IEO hemos estimado el campo medio de temperaturas, correspondiente a 2006, a lo largo del meridiano que atraviesa el Atlántico Norte en la latitud 24,5 grados Norte. Este meridiano es de gran interés en estudios sobre el clima, pues es el lugar donde el océano transporta su máximo de calor en dirección Norte, 1 peta-vatio (equivalente a la producción térmica de unas 500.000 estaciones eléctricas de gran tamaño). A pesar de este indudable interés, solamente en seis ocasiones, y en largas expediciones en buques oceanográficos, en proyectos internacionales, se han medido las variables oceánicas en esta sección, durante los años 1957, 1981, 1992, 1998, 2004, 2010 y ahora por la Expedición Malaspina en 2011.
La excelente cobertura espacio-temporal de los datos Argo ha permitido, por primera vez, medir temperatura y salinidad en los primeros 2.000 metros del meridiano 24,5 grados Norte como si se hubieran medido en una expedición oceanográfica. Los resultados son sorprendentes, pues muestran una correspondencia casi perfecta con los datos obtenidos por el modo tradicional de observación, desde buques oceanográficos. Este estudio demuestra que la variabilidad en el contenido en calor del océano ocurre en escalas no resueltas hasta el momento, debido principalmente a las limitaciones en la medida. Esto pone de manifiesto las enormes posibilidades que esta red tiene para poder entender el funcionamiento del sistema climático.
El próximo desafío al que se enfrenta el Argo es el de mantener la red en funcionamiento. Los 3.256 perfiladores que actualmente integran la red de perfiladores tienen una vida promedio de tres a cuatro años, lo que obliga a reemplazar unos 750 cada año, con un coste de unos 20.000 euros cada uno, para mantener la cobertura mundial. La Expedición Malaspina 2010 se encarga de lanzar un total de 18 perfiladores Argo desde los buques oceanográficos Sarmiento de Gamboa, del CSIC, que ha completado su campaña transoceánica en el meridiano 24.5ºN, y el buque Hespérides de la Armada Española, que navega ahora entre Honolulu y el canal de Panamá.
Los modelos numéricos que actualmente intentan predecir fenómenos de gran escala oceánica, como el de El Niño, de fuertes repercusiones en la variabilidad climática del planeta, están ya integrando los datos que mide continuamente la red Argo. Pero para mejorar de forma significativa la calidad de estas predicciones es necesario tener información de la salinidad superficial del océano con mayor resolución espacial y temporal de las que proporciona Argo. Por este motivo la Agencia Europea del Espacio lanzó en 2009 el satélite SMOS, que por primera vez recoge este tipo de información.SMOS, con notables aportaciones de la ciencia, la tecnología y la industria españolas, utiliza un nuevo tipo de sensor que necesita ser calibrado y validado por comparación con datos medidos en el océano. Malaspina 2010 también contribuye a este objetivo con el lanzamiento de un total de 20 boyas superficiales de deriva, la mayor parte de ellas diseñadas y construidas por el Instituto de Ciencias del Mar del CSIC, que proporcionarán los datos necesarios para validar las estimas de satélite para los océanos Atlántico, Índico y Pacífico, y que ya ha permitido a la expedición publicar en su página web el primer mapa global de salinidad del océano derivado de imágenes de satélite. Además, Malaspina 2010 lanzó también 20 boyas de deriva de la NOAA (EE UU) desde el buque Sarmiento de Gamboa.
El GOOS está impulsado por la Organización Meteorológica Mundial (WMO), la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (IOC) de la UNESCO y el Consejo Internacional para la Ciencia (ICSU). España participa en el programa a través del Instituto Español de Oceanografía (IEO), que coordina, desde el Centro Oceanográfico de Canarias, el despliegue de perfiladores.
Eugenio Fraile y Pedro Vélez son Investigadores del Instituto Español de Oceanografía, yJordi Font y Carlos M. Duarte son profesores de investigación del CSIC. Todos ellos participan en Malaspina 2010.

Las aguas profundas de la Antártida se están calentando


Los Científicos uno Bordo del Buque Polarstern Miden Arnoldo Alemán "un considerable volumen de Calor acumulado en El Océano"

A.R. - Madrid - 20/05/2011






Las Aguas Profundas en el Mar de Weddell, en la Antátida, sí estan Calentando, segun Indican Las Medidas Que Acaban de Tomar los Científicos de la Campaña Científica realizada alli una Bordo del Buque Oceanográfico Arnoldo Alemán Polarstern. Al considerar los Datos de Campañas Anteriores, El Investigador Eberhard Fahrbach resalta Que en los ultimos 26 años sí ha Registrado sin Calentamiento Medio en Toda la Columna de Agua en el Mar de Weddell de "seis centésimas de grado. "You can Parecer sin Pequeño aumento de Temperatura, Pero Como Se extiende Hasta Aguas Profundas muy, supone sin volumen considerable de Calor acumulado en El Océano", explica Fahrbach. El rompehielosPolarstern Hoy regresa una base de Su Bremenhaven al Finalizar Una Campaña Antártica de Siete meses de Duración en La Que Han participado 200 Investigadores de Instituciones de 15 countries, segun informa El Instituto Alfred Wagener (IAW).

La noticia en Otros webs

Las Investigaciones Realizadas En El Continente helado Científico Con Buque Este, considerado Una Referencia Mundial, sí inscriben en los Programas Internacionales de Observacion diseñados párrafo Alcanzar Una alcalde Comprensión del Impacto de los mares meridionales Más del Planeta (En Este Caso El Buque Arnoldo Alemán sí ha Centrado en el sector El del Atlántico) en El Cambio Climatico un Gran Escala. "Segun El Grupo Intergubernamental Sobre Cambio Climatico (IPCC) de Naciones Unidas, Mas del 80% del Calor Adicional Absorbido por la Tierra Hasta Ahora debido al aumento de las concentraciones de gases de Efecto Invernadero està acumulado en la capa superior Hasta del Océano, Una Profundidad de 1.500 metros, Ahora Podemos demostrar Que El Océano Profundo, volumen sin Enorme de agua ", also this Implicado en Este proceso", ANADE Fahrbach. Los Investigadores una Bordo del Polarstern Han Hecho Múltiples sondeos párrafo Medir la Temperatura del Agua, la salinidad y Otros parametros. Ademas, Han Jardín Botánico de Madrid la Red de Sensores en Amarras desplegados en el Mar de Weddell, Que los transmiten vía Satélite Datos.

El Buque also sí ha utilizado en el párrafo this Campaña realizar Investigaciones Biológicas, centrándose en Las Zonas oriental y occidental del mar de Weddell, párr ver si ha Cambiado la Composición de Especies Las En El Fondo Marino. Especial TIENE INTERÉS El Entorno de la Plataforma Larsen, en la costa occidental de la península Antártida, Que estuvo Cubierta Por Una Gruesa capa de Hielo Duran Miles de Años, y de la Que se rompieron Trozos Grandes en 1995 y 2002. El Proceso de fusión de Hielo y Aporte de Agua dulce al Océano Continua, alterando notablemente Las conditions de Vida de los Organismos. Los Científicos Han observado Una Ocupación Muy Lenta de los Ecosistemas Zonas alteradas. Los Organismos de las aguas antárticas estan adaptados a Vivir en conditions de Muy Bajas Temperaturas but also Muy constantes, y Ahora Las conditions estan Cambiando rápidamente, informa El IAW.

Los Científicos de la Campana Biológica, Dirigida Por Rainer Knust, Experimentos Han realizado una Bordo del Buque párrafo study Mejor los Mecanismos de Adaptación de Los Cambios de los Animales, y la Investigación Continuará Ahora en los Laboratorios de Bremenhaven.

Que Desde, en 1982, empezo A Navegar, El Polarstern ha realizado Más de 50 expediciones en la Antártida y en El Ártico. Mide 118 metros de eslora y 25 de manga, y està dotado de Instrumentación y Laboratorios párrafo realizar Investigaciones de Biología, Geología, Química, glaciología, Geofísica, Oceanografía y Meteorología. Navega Cada Año Casi 310 Días y normalmente està de Noviembre un marco en la Antártida, MIENTRAS Que Duran El verano septentrional Navega Por El Ártico. Tras Las Operaciones de Mantenimiento rutinarias En Su base de Bremenhaven, El Buque zarpará de Nuevo EL PRÓXIMO 15 de Junio.



10/5/11

New fresh water in Arctic could shift Gulf Stream


ARTHUR MAX


Associated Press= AMSTERDAM (AP) — Scientists are monitoring a massive pool of fresh water in the Arctic Ocean that could spill into the Atlantic and potentially alter the key ocean currents that give Western Europe its moderate climate.

The oceanographers said Tuesday the unusual accumulation has been caused by Siberian and Canadian rivers dumping more water into the Arctic and from melting sea ice. Both are consequences of global warming.


If it flushes into the Atlantic, the infusion of fresh water could, in the worst case, change the ocean current that brings warmth from the tropics to European shores, said Laura De Steur of the Royal Netherlands Institute for Sea Research.

German researcher Benjamin Rabe, of the Alfred Wegener Institute, said the Arctic's fresh water content had increased 20 percent since the 1990s — about 8,400 cubic kilometers. That is the equivalent of all the water in Lake Michigan and Lake Huron together or double the volume of water in Lake Victoria, Africa's largest lake.

Increased runoff from the great northern rivers "could potentially impact the large scale ocean circulation in the Atlantic Ocean. This is important for us in Western Europe because our climate is pretty much dictated by the Thermohaline ocean circulation," said De Steur.


The Thermohaline current loops like a conveyer belt from the tropics to the North Atlantic, driven by the differences in salt content and wind patterns. Warm water from the south gains in salinity and grows heavier as it cools. At its northern end, the current is further chilled by cold air and sinks, warming again and rising as it travels south.


That cycle could be affected when the pool of fresh water is released into the Atlantic, said De Steur and Rabe. The icy water has been kept bottled up in the Arctic by wind patterns, which have not shifted their general clockwise direction for the unusually long time of 12 years. Normally, the winds change at intervals of five to 10 years.


The two scientists spoke to The Associated Press as part of a European Union initiative, called Clamer, to collate and publicize information from 300 EU-funded research projects conducted over the last 13 years on climate change and marine ecology. Rabe and colleagues from the Alfred Wegener Institute in Bremerhaven, Germany, published their research last year in the journal Deep Sea Research on the effects of higher river runoff on ocean salinity.


De Steur said most of the excess fresh water has collected in the Canada Basin, but in the last three years changes also have been noticed in the Eurasian side of the Arctic Ocean.


"It's important to monitor this to see if this can be transported to the Atlantic, where it might potentially effect the Gulf Stream and the Thermohaline circulation," she said.

Rabe cautioned that scientists have not been studying the situation long enough to predict what may happen, and the results of model simulations also were inconclusive.

4/5/11

Transparencia Internacional denuncia la falta de control y la corrupción en la lucha contra el cambio climático

EL PAÍS. 4/05/2011

"Los incentivos financieros para los recursos renovables han generado incentivos de fraude ante la ausencia de mecanismos de vigilancia", asegura sobre España

BRUNO GARCÍA GALLO | Madrid 03/05/2011


Poner freno al cambio climático requiere de responsabilidad política y empresarial. Y de mucho dinero. Hasta 100.000 millones de dólares anuales en 2012 a nivel mundial, y 700.000 millones en 2020, según Transparencia Internacional. "Tal cantidad de dinero invertido obliga a prevenir y corregir la posible corrupción" que pudiera surgir a la hora de administrarlo, tanto más cuando los principales focos de acción están ubicados en países poco transparentes, según ha explicado esta tarde en Madrid el presidente del organismo y catedrático universitario Jesús Lizcano.


DOCUMENTO (PDF - 4,23Mb) - 03-05-2011

Transparencia Internacional ha elaborado (y presentado hoy) sobre este asunto un informe de más de 400 páginas a partir de las conclusiones de medio centenar de expertos de 20 países sobre "los riesgos de corrupción relacionados con cuestiones climáticas".
Según se desprende de este trabajo, la "gobernabilidad climática" (la forma de abordar las causas y efectos de este problema medioambiental a nivel internacional, estatal y empresarial) es "diversa y fragmentada, y no existe conexión -y por tanto, rendición de cuentas- ante los sectores más afectados".
El informe analiza y propone medidas en varias áreas: explotación forestal, energías alternativas, emisiones contaminantes, infraestructuras contra los desastres climáticos, explotación de recursos naturales, etc.
En opinión de Antonio Garrigues Walker, patrono de la Fundación Ortega y Gasset-Marañón, "la corrupción se está generalizando en todos los sectores de la vida". "Quién tenga la sensación de que la situación está mejorando, se equivoca: está aumentando. España está perdiendo esta batalla".
"La sociedad civil debe empezar a reaccionar de una manera decisiva. No se debe aceptar la corrupción con resignación y tolerancia, porque, como sucede con los casos a nivel municipal, es atacable. Aunque no se pueda erradicar completamente porque forma parte de la naturaleza humana, se debe combatir. Y la transparencia es clave: los ciudadanos tienen derecho a saber en todos los terrenos y todas las formas", concluía Garrigues Walker durante la presentación del informe.
Fraude en la energía solar en España
El trabajo de Transparencia Internacional desgrana los riesgos de corrupción derivados de la falta de control administrativo al ingente esfuerzo (e inversión) en la lucha contra el cambio climático. Entre ellos, destaca los conflictos de interés, y apunta un estudio realizado por el organismo en España, donde "los incentivos financieros para los recursos renovables han generado incentivos de fraude ante la ausencia de mecanismos de control sólidos".
El periodista de EL PAÍS Tono Calleja, miembro de la organización, denuncia en el informe que el subsidio a la energía solar puesto en marcha por el Gobierno del PSOE en 2007 "fue el más generoso a nivel mundial y, al estar sujeto a pocas condiciones, atrajo a desarrolladores de todo el mundo". "La ausencia de un mecanismo de control riguroso resultó un incentivo para el fraude", explica.
A finales de ese año, ya se había cumplido el objetivo del Ejecutivo (400 megavatios) para 2010. Para enfriar este "crecimiento inesperado", se redujeron los incentivos y se limitó el desarrollo de nuevos proyectos. Los desarrolladores "se apresuraron" entonces a concluir sus proyectos antes del cambio normativo, "poniendo a prueba la capacidad" del organismo de regulación para controlar todos los proyectos.
Afloraron entonces casos de fraude: desarrolladores que daban por terminados proyectos antes de tiempo, llegando a instalar incluso paneles solares falsos. Calleja señala que una investigacion de la Comision Nacional de Energía en 2008 descubrió que el 13% de los parques de energía solar (más de 4.000) estaban registrados como operativos sin estar conectados a la red.
Equipara además Calleja la corrupción en este sector con la sufrida por el mercado inmobiliario, y cita un caso concreto: "13 empleados públicos de Castilla y León fueron acusados en 2009 de otorgar licencias para el establecimiento de plantas de energía fotovoltaica a empresas que pertenecían a sus familiares".
Aunque estos "problemas no son exclusivos del sector de la energia solar", la organización destaca cómo será imposible impulsar las iniciativas renovables "sin protecciones sólidas y significativas" a nivel administrativo. Y apunta que, el fraude "generalizado y persistente" causa un "daño aún más pernicioso" al "amenazar la fragil confianza que el publico tenga en la viabilidad a largo plazo de la energia alternativa".