3/1/14

Una tormenta de nieve amenaza el noreste de Estados Unidos

Más de 100 millones de personas y 22 Estados se encuentran en el camino de Hércules, que dejará hasta 30 centímetros de nieve y temperaturas gélidas


EL PAIS .YOLANDA MONGE Washington 2 ENE 2014 – 



Una mujer limpia de nieve su casa en Detroit (Michigan). / JOSHUA LOTT (REUTERS)


Cerca de un tercio de Estados Unidos, unos 100 millones de personas en 22 Estados, se encuentran en el camino de la primera gran tormenta de invierno de 2014 que encontrará su máximo apogeo durante la madrugada del viernes (hora local), según los meteorólogos. El Servicio Nacional de Meteorología (NWS, siglas en inglés) ya ha avanzado que la tormenta causará “graves trastornos” en lo que resta de la semana y dejará temperaturas muy por debajo de cero en toda la zona.
El evento climático, que se extiende desde el valle del Misisipi hasta la costa atlántica, podría dejar más de 30 centímetros de nieve en algunas áreas, en particular en Nueva Inglaterra, para la mañana del viernes, dijo el Servicio Nacional de Meteorología. Las temperaturas van a caer en picado y se esperan fuertes vientos.
“Sin duda habrá problemas en los desplazamientos” dijo a la agencia Associated Press Hugh Johnson, meteorólogo del NWS en Albany, Nueva York, en referencia a los desplazamientos de mañana viernes. "Va a hacer mucho frío. Nadie va a querer estar en la calle a no ser que tenga la ropa adecuada”. Los expertos vaticinan que el día de mañana viernes será el más frío en mucho tiempo.
Nueva York emitió ayer una alerta por nieve y en Maine la temperatura podrá alcanzar cerca de 35 grados bajo cero durante la noche. El alcalde de Bridgeport, Connecticut, ha declarado hoy el estado de emergencia y ha impuesto normas de estacionamiento especiales para que los equipos de trabajon puedan abrirse paso. En Rhode Island, la oficina del gobernador Lincoln Chafee, la policía estatal, el Departamento de Transporte y otras agencias estatales tuvieron una conferencia telefónica en la víspera de Año Nuevo para prepararse para la tormenta.
Miles de vuelos comerciales han sido cancelados hoy jueves. Al mediodía de hoy, más de 2.200 vuelos, tanto nacionales como internacionales, estaban retrasados y más de 1.400 habían sido cancelados en EEUU según el portal FlightAware.com, que da cuenta del tránsito aéreo, informa EFE. De momento, el aeropuerto más afectado es el O'Hare International de Chicago.
Las fuertes nevadas seguidas por temperaturas muy bajas serán “una combinación brutal”, comentó el meteorólogo Tom Moore, del Weather Channel: “Los más vulnerables están en serio peligro”, explicó Moore en referencia a vagabundos y bebés y mayores que vivan sin calefacción. “Es un conjunto de circunstancias muy, muy peligroso”, dijo por su parte el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, quien autorizó a todos los empleados públicos del estado a volver a sus casas a las tres de la tarde. En Boston, los colegios públicos cerrarán el viernes y el aeropuerto se prepara para hacer lo mismo.
La temperatura más baja registrada el miércoles en Estados Unidos fue de 42 grados centígrados bajo cero en Embarrass, Minnesota, dijo el servicio meteorológico

2/1/14

Los expertos alertan: “Europa se enfrenta al invierno más frío de los últimos 100 años”

(Publicado en Alerta Catástrofes).


Los meteorólogos ya están advirtiendo, este invierno Europa será el más frío de los últimos 100 años. Según los expertos, las masas de aire árticas se están acercando sumado a la disminución de la actividad solar durante este período.
Los expertos alertan que la población Europea debe hacer acopio de suéteres y chaquetas de abrigo. El meteorólogo alemán Dominik Jung dijo que esta temporada de invierno promete ser inusualmente frío. Jung dijo que “tiembla” con sólo mirar los mapas y los modelos desarrollados por el Servicio Meteorológico Nacional. Según él, las temperaturas más bajas se registrarán durante los meses de enero y febrero de 2014.

 El meteorólogo Joe Bastardi, del servicio meteorológico AccuWeather, coincidió con su colega. También cree en las peores previsiones, diciendo que “va a ser inusualmente muy frío”. Sus predicciones se basan en el hecho de que el próximo invierno será marcado por la llegada de aire polar del ártico que se moverá por Europa. La disminución de la actividad solar durante este período aumentará el descenso de la temperatura, siendo esta aún más baja. Elena Volosiouk, del centro meteorológico Fobos, dice que todo el sistema solar también está cambiando las estaciones.
“Esto se relaciona en primer lugar con la interrupción de la circulación de las masas de aire. Cuando sopla el aire del océano Atlántico, el invierno es bastante suave y se caracteriza por el deshielo la y nieve húmeda. Recuerde que el invierno pasado casi no se produjeron deshielos. Teníamos ciclones del Sur, lo que llevó a las caídas y tormentas de nieve. Y luego vino el frío ártico. Por lo general, las formas cambiantes del movimiento se relacionan con la actividad solar. Hoy, nos enfrentamos a un período de disminución local de la temperatura, pero es prematuro hablar de un enfriamiento global y de una nueva “Edad de Hielo”.
En los últimos 5 años, los informes relacionados con el tiempo son realmente terroríficos. En verano, calor extremo en Grecia y en España. Y en invierno la nieve de un metro de altura se acumulaba en un solo día. Las heladas que afectaron a Europa la el año pasado dejaron cientos de muertos. En Italia, las nevadas provocaron el cierre de varios kilómetros de carreteras y vuelos cancelados. El transporte en el Reino Unido estaba prácticamente paralizado en todo el país debido a la nieve en febrero.
Según algunas estimaciones, la temperatura global comenzará a caer poco a poco a partir del próximo año. Esto es debido al hecho de que la temperatura media anual en la Antártida está aumentando. El esquema es simple: cuando calienta el sol, el hielo se derrite. La parte oscura del océano absorbe el calor de manera más eficiente se extiende. Es un círculo vicioso. Y también se dice que la temperatura de la corriente del Golfo se reduce año tras año. Esto es debido a los icebergs derritiéndose causando una corriente cálida. Por lo tanto, la corriente del Golfo lleva menos calor a Europa. Esto es lo que cree Elena Ponkratenko, especialista jefe del departamento de análisis global y las previsiones del Centro Hidrometeorológico de Rusia.

“Es un fenómeno que precede el calentamiento global: se trata de breves períodos de enfriamiento. El Ártico se está calentando, creando un efecto de “nevera abierta”. Grandes masas de aire frío del Ártico comienzan a penetrar cada vez más lejos. Por lo tanto, las transferencias zonales se interrumpen, causando tal enfriamiento anormal. El hielo se derrite rápidamente en el Ártico, lo que hace la refrigeración de los océanos. Todos los procesos se interrumpen para convertirse en un proceso de norte a sur. De esta manera, el calentamiento global causa períodos cortos de enfriamiento. “