9/2/12

Riesgo de cambios abruptos o irreversibles

IPCC

El calentamiento antropógeno podría dar lugar a efectos abruptos o irreversibles, en función de la tasa y magnitud del cambio climático proyectado. {GTII 12.619.319.4RRP}
A escalas de tiempo decenales, se suele considerar que un cambio climático abrupto está asociado a cambios en la circulación oceánica. Además, a escalas de tiempo superiores, los cambios del manto de hielo y de los ecosistemas podrían desempeñar también algún papel. Si llegase a acaecer un cambio climático abrupto en gran escala, sus efectos podrían ser de gran magnitud (véase el Tema 5.2). {GTI 8.710.310.7; GTII 4.419.3}
La pérdida parcial de los mantos de hielo en tierras polares y/o la dilatación térmica del agua marina podría ocasionar, a escalas de tiempo muy prolongadas, aumentos de nivel del mar de varios metros, importantes alteraciones de las líneas costeras e inundaciones en extensiones bajas, y sus efectos serían máximos en los deltas pluviales e islas bajas. Los modelos actuales indican que esos cambios tendrían lugar en escalas de tiempo muy prolongadas (milenios) si subsistiera un aumento de la temperatura mundial de entre 1,9 y 4,6°C (con respecto a la era preindustrial). No hay que excluir aumentos rápidos de nivel del mar a escalas de tiempo seculares. {IDS 3.2.3; GTI 6.410.7; GTII 19.3RRP}
El cambio climático acarreará probablemente algunos efectos irreversibles. Con un grado de confianza medio, entre un 20% y un 30% aproximadamente de las especies estudiadas hasta la fecha estarían probablemente expuestas a un mayor riesgo de extinción si el aumento del calentamiento mundial excediese, en promedio, de entre 1,5 y 2,5°C (respecto del período 1980-1999). De sobrepasar los 3,5°C, proyecciones de los modelos predicen un nivel de extinciones cuantioso (entre un 40% y un 70% de las especies con- sideradas) en todo el mundo. {GTII 4.4Figura RRP.2}
Las actuales simulaciones mediante modelos indican que es muy probable que la circulación de renuevo meridional (CRM) del Océano Atlántico se desacelere durante el siglo XXI; las temperaturas de esa región, pese a todo, aumentarían. Es muy improbable que la CRM experimente una fuerte transición abrupta durante el siglo XXI. No es posible evaluar con un grado de confianza suficiente los cambios de la CRM a más largo plazo. {GTI 10.310.7; GTII Figura, Tabla RT.5RRP.2}
Los impactos de gran escala y los cambios persistentes de la CRM alterarán probablemente la productividad de los ecosistemas marinos, las pesquerías, la incorporación de CO2 por el océano, las concentraciones de oxígeno en el océano y la vegetación terrestre. Las alteraciones de la incorporación de CO2 por la tierra y por el océano podrían producir un retroefecto sobre el sistema climático. {GTII 12.619.3Figura RRP.2}

8/2/12

NASA Finds Russian Runoff Freshening Canadian Arctic


Increasing freshwater on the U.S. and Canadian side of the Arctic from 2005 to 2008 is balanced by decreasing freshwater on the Russian side, so that on average the Arctic did not have more freshwater. Here blue represents maximum freshwater increases and the yellows and oranges represent maximum freshwater decreases. Credit: University of Washington 
› Larger view

NASA
January 04, 2012
PASADENA, Calif. - A new NASA and University of Washington study allays concerns that melting Arctic sea ice could be increasing the amount of freshwater in the Arctic enough to have an impact on the global "ocean conveyor belt" that redistributes heat around our planet.

Lead author and oceanographer Jamie Morison of the University of Washington's Applied Physics Laboratory in Seattle, and his team, detected a previously unknown redistribution of freshwater during the past decade from the Eurasian half of the Arctic Ocean to the Canadian half. Yet despite the redistribution, they found no change in the net amount of freshwater in the Arctic that might signal a change in the conveyor belt.

The team attributes the redistribution to an eastward shift in the path of Russian runoff through the Arctic Ocean, which is tied to an increase in the strength of the Northern Hemisphere's west-to-east atmospheric circulation, known as the Arctic Oscillation. The resulting counterclockwise winds changed the direction of ocean circulation, diverting upper-ocean freshwater from Russian rivers away from the Arctic's Eurasian Basin, between Russia and Greenland, to the Beaufort Sea in the Canada Basin bordered by the United States and Canada. The stronger Arctic Oscillation is associated with two decades of reduced atmospheric pressure over the Russian side of the Arctic. Results of the NASA- and National Science Foundation-funded study are published Jan. 5 in the journal Nature.

Between 2003 and 2008, the resulting redistribution of freshwater was equivalent to adding 10 feet (3 meters) of freshwater over the central Beaufort Sea.

The freshwater changes were seen between 2005 and 2008 by combining ocean bottom pressure, or mass, data from NASA's Gravity Recovery and Climate Experiment satellites with ocean height data from NASA's ICESat satellite. By calculating the difference between the two sets of measurements, the team was able to map changes in freshwater content over the entire Arctic Ocean, including regions where direct water sample measurements are not available.

"Knowing the pathways of freshwater is important to understanding global climate because freshwater protects sea ice by helping create a strongly stratified cold layer between the ice and warmer, saltier water below that comes into the Arctic from the Atlantic Ocean," said Morison. "The reduction in freshwater entering the Eurasian Basin resulting from the Arctic Oscillation change could contribute to sea ice declines in that part of the Arctic."

"Changes in the volume and extent of Arctic sea ice in recent years have focused attention on melting ice," said co-author and senior research scientist Ron Kwok of NASA's Jet Propulsion Laboratory, Pasadena, Calif., which manages Grace for NASA. "The Grace and ICESat data allow us to now examine the impacts of widespread changes in ocean circulation."

Kwok said on whole, Arctic Ocean salinity is similar to what it was in the past, but the Eurasian Basin has become more saline, and the Canada Basin has freshened. In the Beaufort Sea, the water is the freshest it's been in 50 years of record keeping, with only a tiny fraction of that freshwater originating from melting ice and the vast majority coming from Russian river water.

The Beaufort Sea stores more freshwater when an atmospheric pressure system called the Beaufort High strengthens, driving a counterclockwise wind pattern. Consequently, it has been argued that the primary cause of freshening is a strengthening of the Beaufort High, but salinity began to decline early in the 1990s, when the Beaufort High relaxed and the counterclockwise Arctic Oscillation pattern increased.

"We discovered a pathway that allows Russian river runoff to feed the Beaufort gyre," Kwok said. "The Beaufort High is important, but so are the hemispheric-scale effects of the Arctic Oscillation."

"To better understand climate-related changes in sea ice and the Arctic overall, climate models need to more accurately represent the Arctic Oscillation's low pressure and counterclockwise circulation on the Russian side of the Arctic Ocean," Morison added.

For more on Grace and ICESat, visit: http://www.csr.utexas.edu/grace/ , http://grace.jpl.nasa.gov/ , andhttp://icesat.gsfc.nasa.gov/icesat/ .

JPL is managed for NASA by the California Institute of Technology in Pasadena.
Alan Buis 818-354-0474
Jet Propulsion Laboratory, Pasadena, Calif.
Alan.buis@jpl.nasa.gov

Sandra Hines 206-543-2580
University of Washington, Seattle
shines@uw.edu


2012-002 

6/2/12

El frío dispara las muertes en Italia y congela los vuelos en Heathrow


EL PAIS. 5/02/2012

La ola de frío siberiano no ha echado el freno y sigue su avance a marchas forzadas hacia la franja occidental de Europa. La cifra de muertos por el primer arreón del temporal en el este del continente sobrepasa ya con creces los 250, la mayoría en Ucrania, donde temperaturas de hasta 33 grados bajo cero han causado la muerte de más de 120 personas, muchas de ellas en la calle por congelación o hipotermia. El fallecimiento de otras ocho personas eleva a más de medio centenar los muertos en Polonia; mientras que el balance de víctimas en Rusia alcanza los 60, en Bulgaría, 16, en Hungría, 6, y al menos 34 en Rumania, donde la lluvia helada ha empezado a caer sobre el país y las ventas de los comercios han experimentado un incremento del 140%, informa Raúl Sánchez Costa.



Con menos agresividad y, sobre todo, menos pérdidas de vidas, el frío se extiende por la Europa occidental e incluso el norte del Magreb. El manto blanco caído durante el fin de semana en Bosnia, con una intensidad sin igual en décadas, ha acumulado en algunas partes del país balcánico hasta dos metros de nieve. La capital, Sarajevo, ha declarado el estado de emergencia, mientras un centenar de localidades permanecen aisladas por el frente de frío. Las autoridades bosnias se han visto obligadas a usar helicópteros para repartir comida o trasladar a los enfermos. En la vecina Serbia, unas 70.000 personas no tienen acceso a los servicios básicos. La nieve caída sobre la costa adriática de Croacia, que ha requerido del Ejército para las labores de limpieza, ha causado la muerte de al menos tres personas.



18 muertes en Italia

Más al oeste, el paisaje espectacular que han inmortalizado las cámaras en el corazón del turismo italiano, Roma, nevado hasta la coronilla, no ha aliviado los problemas que el frío está ocasionando en toda Italia. La ola siberiana ha causado la muerte ya de 18 personas en tan solo 48 horas, ha obligado a cortar algunos servicios de transporte y a interrumpir en algunas zonas el suministro eléctrico. Al menos 80.000 familias en el centro y sur del país se encuentran sin luz.



Según el servicio meteorológico de la Aeronáutica Militar italiana las previsiones para este domingo indican nevadas en todo el centro del país en las regiones de Emilia Romagna (que ayer declaró el estado de emergencia), Las Marcas, Umbría, la Toscana y Los Abruzos. Asimismo, la nieve también hará su aparición en la región sureña de Calabria por encima de los 400 metros. Más de 80.000 familias de Lacio, Molise, Campania y Los Abruzos siguen sin suministro eléctrico.



Hasta el momento, se han registrado al menos 18 muertes debido al mal tiempo, entre ellas la de un hombre cuyo cadáver fue localizado en la localidad de Ostia, cercana a Roma, en la misma zona donde ayer murió una mujer de origen ucranio.



El frío intenso sigue azotando a toda Francia, donde ya han muerto cinco personas en las últimas 48 horas, informa Miguel Mora. Cuatro de ellos eran personas sin techo que no habían querido o podido encontrar refugio. La quinta víctima es un niño de 12 años que el sábado cayó a un estanque helado en la zona de Los Vosgos.



75 departamentos (provincias) han declarado la alerta naranja por gran frío o por nieve y aguanieve, y la entrada del frente atlántico ha dejado las primeras nevadas del invierno en Normandía. También París, donde hoy el termómetro baja hasta los 5 bajo cero, ha amanecido con un manto blanco de unos cinco centímetros, pero es en el este del país donde se registran las temperaturas más bajas. Los meteorólogos prevén una leve mejoría para esta tarde y un regreso del frío intenso para mañana.



En algunas zonas del territorio continental ha habido problemas con el suministro de luz y gas, ya que se han registrado los picos más altos de consumo energético en mucho tiempo. Para el lunes está previsto que la compañía EDF alcance un récord histórico de consumo. El ministro de Economía, François Baroin, ha afirmado hoy que “de momento, la situación está bajo control”, aunque ha admitido que en Bretaña y el sudeste del país hay “algunos problemas de red” que podrían implicar una reducción de la potencia eléctrica sin mayor trascendencia.



En Reino Unido, la nieve ha cubierto de blanco gran parte del país con hasta 16 centímetros de espesor en algunas áreas urbanas. La mitad de los vuelos de Heathrow, el principal aeropuerto europeo, han sido cancelados por el temporal (una decena, por el momento, con salida o destino el aeródromo de El Prat) mientras que el tráfico de trenes y suburbanos ha sufrido también interrupciones. La nevada ha caído con especial intensidad durante el sábado en Escocia, Gales y el norte de Inglaterra. Se espera que el temporal amaine durante el domingo, aunque el servicio meteorológico ha alertado a los ciudadanos de la formación de capas de hielo sobre el piso.



La ola de frío ha alcanzado en su avance hacia el Oeste también el norte de África dejando una estampa poco habitual. Las copas de las palmeras en Argelia están bañadas del manto blanco que ha formado la nevada caída en las últimas horas, la primera que ven los argelinos en los últimos ocho años.

1/2/12

Will the Gulf Stream slow down, freezing the UK and northern Europe?


Sunlight shines on a Gulf Stream eddy in the north Atlantic, as seen from space. Photograph: Nasa/Corbis



 THE GUARDIAN
The Gulf Stream and North Atlantic Drift – which are part of the Atlantic thermohaline circulation – bring warm water, and with it warm air, from the tropical Atlantic to northern Europe. This helps keep the UK several degrees warmer than it would otherwise be.
Although this system is unlikely to pack up entirely, the IPCC deems a slowdown of it "very likely" over the next century. The reason is that increasing rainfall and snow-melt across the Arctic and nearby land areas could send more freshwater into the north Atlantic, pinching off part of the warm current. The best guess from the most sophisticated computer models is that the circulation might slow by 10% to 50% over the next century, if greenhouse gas emissions continue unabated. If this happens, the expected climate warming might be nearly erased across the United Kingdom and diminished across many other parts of Europe. However, summers could still be warmer and more drought-prone across the UK and Europe than they are now.
In any case, the impacts would be much smaller – and would take much longer to play out – than the scenario dramatised in the film The Day After Tomorrow. Although evidence shows that the thermohaline circulation has ground to a halt more than once in climate history, it's believed that this process takes at least a few years to play out, and sometimes many decades, rather than the few days portrayed in the film.
This is an extract from The Rough Guide to Climate Change by Robert Henson.