27/5/13

2013: ¿Año sin verano? De momento, las temperaturas serán más bajas de lo normal

EL HUFFINGTON POST  |  Por 
Publicado: 
Se acerca junio y con él llegará el verano. Es la época de planificar las vacaciones, consultar las predicciones meteorológicas y esperar que el tiempo acompañe. Pero todas las alarmas han saltado a raíz de una información publicada por el canal francés Metèo. Según esa fuente, hay un 70% de probabilidades de que 2013 sea un año sin verano.
El canal asegura que el "largo y tardío" invierno que hemos sufrido en 2013 ha provocado el enfriamiento de los mares y una actividad solar débil que tendrá un efecto directo en el clima del oeste de Europa en los meses de verano. Prevén para la época estival en Francia temperaturas dos o tres grados inferiores a lo normal y probabilidades de lluvia dos veces superiores a las habituales.
La alarma no queda ahí y Metèo avisa de que en julio y agosto habrá golpes de calor de corta duración a los que seguirán fuertes tormentas y la normalidad no se recuperará hasta finales del verano. Por eso, el mejor tiempo llegaría en septiembre y octubre.
TEMPERATURAS POR DEBAJO DE LA MEDIA
Pero, ¿tiene fiabilidad esa previsión? ¿Tenemos que preocuparnos? Alejandro Lomas, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), tranquiliza relativamente a los veraneantes. "Todas esas predicciones a medio plazo tienen una fiabilidad prácticamente experimental y su validez es escasa. En cualquier caso, nunca se sabe y quizá luego veamos que ha acertado", explica a El Huffington Post.
Lomas reconoce que las predicciones que la Aemet maneja hasta el día 16 de junio, y que tienen buena fiabilidad, indican que las temperaturas van a estar por debajo de la media de esta época.
El meteorólogo advierte, además, de que los denominados "años sin verano" no son una leyenda y que sí ha habido ocasiones en que no ha habido época estival. Uno de los más famosos, según él mismo explica, fue 1816, cuando un volcán llamado Tambora, en Indonesia, entró violentamente en erupción y cubrió de cenizas "toda Europa". Eso evitó que el Sol calentara normalmente.
"En aquella época todavía no había instrumentos y muy pocos observatorios, pero se pueden sacar datos del archivo de las noticias. Y es cierto que tanto en 1816 como en otros años prácticamente no hubo verano. Eso tuvo sus repercusiones graves, como cosechas que no se pudieron recoger", indica Lomas.
Esas crónicas periodísticas de las que habla relatan que la erupción del volcán Tambora cubrió de cenizas de varios metros de espesor islas enteras. Esa nube fue tan densa que la temperatura descendió bruscamente. Eso, unido a una histórica caída de la actividad social provocó el más famoso año sin verano de la historia, recordado como "año de pobreza", "El verano que nunca fue", "El año que no tuvo verano", y "Mil ochocientos y helados a muerte".

El ingeniero Emilio Rey Hernández también se ha mostrado rotundo en su blog de20Minutos: "Nunca ha vuelto a pasar y, desde luego, no pasará este año. Podremos tener veranos más calurosos, más frescos, más o menos lluviosos, pero todos son veranos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada