2/12/10

El invierno se adelanta en Europa



ABC


Once indigentes mueren en Polonia por el frío que alcanza los veinte grados bajo cero en Moscú. Los aeropuertos de Gatwick, Edimburgo y Ginebra siguen cerrados
EFE / MADRID
Día 02/12/2010 - 08.19h

REUTERS
La llegada anticipada del invierno en Europa, con copiosas nevadas y bajas temperaturas, ha obligado a cerrar importantes aeropuertos y ha ocasionado retrasos de vuelos, de trenes y graves problemas en las carreteras. Los aeropuertos de Gatwick, en el área de Londres, de Edimburgo (Escocia), y de Ginebra están cerrados, mientras que los de Fráncfort y Múnich (Alemania) han tenido que suspender muchos vuelos y el de Bruselas registra retrasos.
Mientras la situación en Fráncfort tendió a normalizarse a lo largo de la jornada de ayer, después de que anoche se instalaron en el aeropuerto unas salas especiales con 400 camas para atender a los numerosos pasajeros que quedaron varados, en el aeropuerto muniqués la actividad se redujo a la mitad, con la anulación de 250 vuelos. También habían alteraciones en la salida y llegada de aviones en el aeropuerto londinense de Heathrow y, según las autoridades aeroportuarias, en total 116 vuelos no pudieron operar el martes.
Asimismo, la autoridad de Aviación Civil francesa anunció ayer la anulación de un 25 por ciento de los vuelos del aeropuerto parisino de Roissy-Charles de Gaulle previstos para hoy debido a los pronósticos de fuertes nevadas en la región, por lo que también pidió a las aerolíneas que anulen el 10% de los vuelos del aeropuerto de Orly. Por otro lado, unos 10.000 camiones han quedado inmovilizados en el centro y este deFrancia, donde nueve departamentos estaban en alerta naranja por la nieve y las bajas temperaturas, y ante la posibilidad de un récord en consumo eléctrico, la Red de Transporte de Electricidad (RTE) ha previsto importaciones de energía de los países limítrofes, en particular de Bélgica y del Reino Unido.
Las bajas temperaturas y la nieve también ocasionan retrasos en los trenes Eurostar que conectan Londres con Bruselas y París. En Francia hay bloqueadas carreteras del centro y el este, al tiempo que se ha anulado un 20 por ciento de los trenes de alta velocidad entre París y el sureste del país, y en la región de Jura se han alcanzado temperaturas de hasta 22 grados bajo cero.
En Berlín, las temperaturas han caído esta madrugada hasta los 12 grados bajo cero, mientras que el servicio alemán de meteorología ha advertido que la ola de frío y nieve continuará al menos hasta el fin de semana y las temperaturas bajarán más.
Bélgica experimenta estos días un tiempo glacial con una sensación térmica media, acentuada por el viento, que se sitúa en 10 grados centígrados bajo cero. Anoche cayeron entre 20 y 40 centímetros de nieve en el oeste de Suiza, lo que también ha perturbado el transporte aéreo, terrestre y el ferrocarril.
En Portugal, las intensas nevadas caídas en diferentes puntos del centro y el norte han llevado a las autoridades a mantener cortadas 31 carreteras, sobre todo en zonas del este y del noreste fronterizas con las provincias españolas de Salamanca y Orense. El temporal de frío que afronta desde este fin de semana la Península Ibérica ha complicado el tráfico y ha llevado a los servicios de Protección Civil a aumentar la alerta.
Once indigentes muertos en Polonia
En Polonia el frío ya se ha cobrado la vida de al menos once indigentes, ocho de ellos anoche, explicó un portavoz policial.
Numerosas escuelas en Escocia y el norte de Inglaterra permanecen cerradas y 400 camiones quedaron inmovilizados por la nieve en la carretera M25 en Surrey, sur de Inglaterra.
En Austria, las nevadas han causado numerosos accidentes de trafico con algunos heridos. La autopista que circunvala Viena tuvo que ser cerrada al tráfico a primera hora de la tarde debido a que numerosos camiones quedaron atrapados por el hielo y la nieve acumulados por una intensa nevada.
En Rumanía, las malas condiciones meteorológicas han provocado la anulación de unos cuarenta vuelos nacionales e internacionales en los dos aeropuertos de Bucarest.
20 grados bajo cero en Moscú
El invierno también llegó a la capital rusa, donde ayer los termómetros marcaban 20 grados bajo cero, temperatura inusualmente baja para estas fechas, pero la nieve, habitual en noviembre, este año brilla por su ausencia.
«Las temperaturas que se registran en Moscú están muy por debajo de las magnitudes habituales para esta época del año», dijo a Efe un portavoz Centro Meteorológico de Rusia (CMR).
Mientras, en Albania el Gobierno declaró ayer zona de desastre natural la región noroccidental de Shkodra, afectada desde hace 10 días por fuertes lluvias que han inundado más de 4.000 hectáreas de terreno y aislado varios pueblos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada